Colecho: ¿es bueno o malo dormir con los papás?

No existe unanimidad en la comunidad científica respecto de este tema. Mientras algunos estudios de crianza apoyan dormir con los hijos (colecho), otros defienden que hay más peligros que beneficios. Todo dependerá, en gran parte, de la edad de los niños.

No es lo mismo que un recién nacido duerma con los papás, a que lo haga un niño de 8 años. Aunque parezca poco probable, aplastar al bebé o provocar su asfixia involuntaria son los principales riesgos por los que los pediatras desaconsejamos dormir con ellos. También porque de esta forma se puede ver afectada la vida conyugal y, dependiendo de las condiciones, interferir con un sueño reparador.

Ventajas del colecho

• Facilita la lactancia nocturna. La mamá descansa mucho mejor ya que puede darle el pecho cuantas veces quiera sin tener que levantarse, haciendo que el amamantamiento sea algo más placentero. La lactancia nocturna es muy importante durante los primeros meses, ya que es cuando el organismo pone en circulación una mayor cantidad de prolactina, la hormona que estimula la secreción de la leche, lo que viene a traducirse en que, cuanto más pecho tome el bebé por la noche, más leche tendrá la mamá durante el día.

• Da tranquilidad a los papás, sobre todo a los primerizos, ya que es frecuente el tener que levantarse a mirar al bebé por temor a que no esté respirando bien.

• Parece que los bebés que duermen con sus padres duermen más (o se despiertan menos). Si cuando despiertan notan la presencia de sus padres, enseguida vuelven a dormirse, mientras que si se encuentran solos, reclaman a sus padres como ellos saben hacerlo: llorando.

Desventajas del colecho

• No todos los papás logran descansar cuando duermen con sus hijos, ya que éstos se mueven mucho durante la noche, dan patadas, se despiertan, etc.

• Pérdida de la intimidad de la pareja.

• Puede aumentar el riesgo del síndrome de muerte súbita (SMS).

En resumen, como Sociedad Chilena de Pediatría, recomendamos lo siguiente:

1. La forma más segura de dormir para los lactantes menores de seis meses es en su cuna, boca arriba, cerca de la cama de sus padres. Existe evidencia científica de que esta práctica disminuye el riesgo de SMS en más del 50%.

2. La lactancia materna tiene un efecto protector frente al SMS y, por otro lado, el colecho es una práctica beneficiosa para el mantenimiento de la lactancia materna, pero también se considera un factor que aumenta el riesgo de SMS por lo que NO debe ser recomendado en:

• Lactantes menores de tres meses de edad.

• Prematuridad y bajo peso al nacimiento.

• Padres que consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.

• Situaciones de cansancio, especialmente de cansancio extremo, como el postparto inmediato.

• Colecho sobre superficies blandas, colchones de agua, sofá o sillones.

• Compartir la cama con otros familiares, con otros niños o con múltiples personas es sinónimo de hacinamiento, condición indeseable desde el punto de vista de la salud pública dado que suele acompañarse de promiscuidad NO asumida ni reconocida por los adultos.

Fuente: Diario Mi Hijo Ed.35 (Publicado en el sitio Sochipe)

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *